jueves, 29 de enero de 2009

LA HUBIERAN MATADO



La hubieran matado. Al menos existe esa posibilidad al amparo de la ley despenalizadora del aborto que permite el asesinato en España desde 1985. Todos vimos en televisión como Izaskun, aplaudida por el público allí congregado en el programa Tengo una pregunta para usted de Televisión Española, increpaba al presidente por los impedimentos que tienen las personas con discapacidad y concretamente los Síndrome de Down, para acceder al mundo laboral. Cosa legítima, por cierto.


Pero al menos, Izaskun, podía plantear ese problema. ¿Cuántos niños son Síndrome de Down son asesinados antes de nacer? ¿Alguien les preguntó o al menos les dio la oportunidad de poder vivir?


El Estado es culpable. Un Estado asesino e hipócrita, que promueve la vida laboral para los discapacitados pero le niega la vida natural a aquellos que todavía no han nacido, no puede representarnos. Es ilegítimo y debemos derribarlo. Que no cedan las espadas. Que no cedan de golpear.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada